Cómo limpiar los libros de nuestra biblioteca

 

fig20.jpg

No hay nada que nos desanime más a leer un libro que el polvo acumulado por meses o hasta años sobre su superficie y en el interior de sus páginas. Es algo poco agradable y hasta embarazoso cuando alguna visita en casa al coger un libro de la biblioteca de la sala o el estudio no puede reprimir un estornudo.

A continuación te presentamos algunos consejos para mantener tus libros frescos y limpios libre de olores desagradables.

Cubierta de papel: Las cubiertas de papel y las páginas del interior pueden limpiarse con una franela.

Cubiertas brillantes: Para limpiar este tipo de superficies de los libros utiliza un limpiador de ventanas, procura aplicarlo en una franela y luego pasarla sobre el libro. Evita el contacto directo del líquido con la cubierta.

Olor a moho: La razón por la cual algunos libros viejos o no usados frecuentemente tienen ese olor característico es porque han estado guardados en lugares húmedos, así que lo que esos libros necesitan es secarse completamente. Para lograr eso utiliza cloruro de calcio que podrás encontrar en alguna ferretería. Hornea una taza del polvo por 1 hora a 250º F y luego colócalo en un contenedor sellado como un taper y localiza el táper junto a los libros húmedos. Al cabo de unos días la humedad habrá sido absorbida por el polvo.

Manchas de grasa: Coloca papel toalla entre la página que ha sido manchada con grasa, luego cierra el libro y coloca algo pesado sobre el mismo. Con esto podrás lograr que la mancha sea absorbida por el papel.

Procura limpiar tus libros continuamente para que no sea una labor pesada. Además del beneficio de manterlos limpios alargarás su vida y encanto.

Fuente: Litterascripta.com

Imagen: Pro.corbis.com

Tags Blogalaxia: , , .

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados

Comments are closed.