Guardas decorativas

2040Art.jpgLas guardas decorativas son excelentes para darle vida a una habitación y que luzca diferente, colocándola en una pared pintada o empapelada. Muchas veces se utilizan para la unión de dos papeles en composé. Existen en el mercado guardas de diferentes diseños, colores y materiales; en este artículo nos centraremos en las guardas de papel.

También se utiliza en paredes pintadas de dos colores, colocándola donde termina uno y comienza el otro. Se colocan de manera horizontal sobre la pared, aunque también son muy útiles para usarlas como zócalos desde el suelo o cerca del techo, para bajarlo visualmente. Además son ideales para decorar las habitaciones de los niños ya que las hay con dibujos infantiles y colores llamativos.

A continuación encontrarás algunos consejos prácticos a tener en cuenta y los pasos que debes seguir para colocar una guarda en tu pared:

Los materiales y herramientas que necesitamos son:

  • Guarda de papel
  • Pegamento (para guardas)
  • Brocha o pincel
  • Espátula de plástico
  • Esponja

Para comenzar medimos desde el piso la altura hasta la que queremos que vaya la guarda y marcamos con un lápiz.

Luego, marcamos con un lápiz o una tiza que salga fácilmente en la pared el largo que va tener la guarda asegurándonos de que esa línea, dado que será nuestra guía, quede bien pareja.

A continuación, lo que hacemos es cortar el largo de la guarda que vamos a empapelar. Podemos ir colocándola guarda en tramos no demasiados largos, para que el trabajo nos quede prolijo. Cortamos el primero tomando en cuenta que debemos calcular unos 5 cm más de margen.

El siguiente paso es pasar el pegamento por la pared, utilizando para ello una brocha o pincel. Comenzamos desde el centro hacia los costados teniendo en cuenta que los bordes deben tener suficiente pegamento.

Comenzamos a pegar la guarda con suma prolijidad y una vez pegada le pasamos la espátula, haciéndolo también desde el centro hacia los extremos. Esto último es para evitar que queden burbujas de aire debajo del papel y para que no quede un excedente de pegamento allí.

Una vez que terminamos de pegar el primer tramo de la guarda, cortamos las demás tiras o tramos y repetimos el procedimiento anterior.

Cuando el trabajo esté finalizado pasamos una esponja húmeda todo a lo largo de la superficie donde colocamos la guarda para retirar el pegamento que pueda haber quedado.

Foto: Tiendasdesevilla.com

Tags Blogalaxia: Decoración, Bricolaje, Paredes, Guardas.

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados

Un comentario Dejar un comentario ›

  • Juan
    14 octubre 2009

    Lo que no dicen es que la cola con la cual se pega la guarda MANCHA la pared recién pintada y hay qu tener el recaudo de cuando se coloca la cola sobre la guarda antes de pegarla, qie NO SE COLOQUE muy cerca del borde, pues al pasar la espátula la cola sale desde abajo de la guarda y se mancha la pared. Luego con la esponja se estropea aún mas!. Y eso que lo he probado con una pintura muyyy lavable y de excelente calidad.