Qué son las placas de yeso laminado

Resistentes, fáciles de colocar y aislantes, son algunas de las características de las placas de yeso laminado, las cuales transforman los espacios y ofrecen muchas ventajas decorativas.

Aunque parezca un sistema actual, tiene una larga historia. Nació en Estados Unidos, a finales del siglo XIX, cuando dos investigadores trataban de encontrar un material sencillo que protegiera del fuego las estructuras de madera, y gracias a esta característica se convirtió en protagonista de las construcciones norteamericanas.

En Europa comenzaron a utilizarse a principio del siglo XX, por medio de una fábrica británica. Hoy en día son muy requeridas para interiores gracias a su excelente relación calidad-precio y a sus características técnicas.

placasyeso2

Una placa de yeso laminado es un conjunto de materiales y sistemas constructivos diseñados para la albañilería interior: tabiques, techos y forrados de muro. Están formadas por un núcleo de yeso de origen natural recubierto por dos capas de celulosa especial multihoja y se presenta en forma de tablero.

En su interior van incorporados los perfiles, hechos de acero galvanizado (que dan solidez y consistencia), por lo tanto refuerza el aislamiento acústico y térmico. Cada placa mide entre 2 y 3 m de largo por o,80 a 1,20 m de ancho, y su espesor oscila entre 6,5 y 19 mm.

Existen diferentes tipos de placas realizadas a partir de la pieza base (yeso y celulosa) que incluyen en su interior y/o en su exterior otros elementos, como fibra de vidrio, aceites a la silicona, etc., todo ello pensado para que pueda adaptarse a la necesidades y requisitos técnicos de cada vivienda y espacio.

La placas de yeso laminado (conocidas como PYL) cuentan con múltiples ventajas: son un material no inflamable que se puede taladrar, cortar, y además tienen propiedades aislantes (térmicas y acústicas) y reguladoras de la humedad, lo que las convierte en un sistema muy versátil y con múltiples aplicaciones.

placasyeso1

Además de su uso en muebles, techos, y otros objetos de decoración, son perfectas para levantar tabiques de distribución (aquellos que separan las distintas habitaciones de una casa).

Al ser fáciles de manejar y limpiar, son un sistema a considerar cuando se quiere redistribuir una vivienda, para dividir ambientes en cualquier estancia o hasta para empotrar puertas correderas. También se utiliza en tabiques de separación en las zonas comunes de un edificio (pasillos, escaleras, etc.).

También podemos destacar que su uso en el revestimento de muros; permite vestir las paredes de una vivienda, para sanearlas si están deterioradas, o para tapar el gotelé, sin perder apenas espacio y con muy poca obra.

Fuente: Revista Casa al Día, Septiembre 2010.

Imágenes: Restatec, Interiores.

Tags Blogalaxia: Decoración, Placas de yeso laminado, Reformas, Albañilería, Interiores, Revestir paredes.

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados