Tips para limpiar los electrodomésticos de la cocina

De todos los ambientes de la casa, el que necesita un mantenimiento diario y minucioso es la cocina. En ella preparamos los alimentos para toda la familia y muchas veces realizamos una (o todas) las comidas del día.

Para limpiar y mantener impecable cada rincón de tu cocina no basta con aplicar un solo producto, ya que debido a los olores y a los diferentes electrodomésticos que utilizamos habitualmente, cada uno de ellos requiere un mantenimiento especial, pero no por ello complicado o difícil de realizar.

Con nuestros útiles consejos no quedará rincón de tu casa sin que luzca reluciente:

Vitrocerámica

    Para limpiar la placa de cocción, espera a que esta se enfríe y rocía su superficie con un producto específico, frota y retira con una servilleta o papel de cocina. Si se derrama azúcar, o se pega algún plástico, debes retirarlos inmediatamente antes que se enfríe y se quede en la superficie. Una rasqueta especial para vitrocerámica te ayudará a eliminar los restos sin rayarla.

    Campana extractora

      Este útil aliado cuando se trata de combatir olores, debe trabajar adecuadamente, para que pueda funcionar en su mayor potencia, eliminando los humos y vapores grasos que se producen al cocinar, con la consecuencia inmediata de una reducción de limpieza de las paredes de la cocina y de los armarios.

      La campana acumulará menos grasa, si cada vez que la utilizas, pasas un paño húmedecido con un producto desengrasante. Para limpiar a fondo, retira las rejillas o filtros y déjalas en remojo durante unas horas con un producto para eliminar la grasa. Para el interior de la campana, pasa una esponja humedecida en amoniaco, teniendo mucho cuidado de no tocar el motor.

      Horno

        Para el mantenimiento regular del horno, basta con limpiarlo en frío con un paño humedecido en bicarbonato. Pero si presenta restos de grasa incrustada, debes calentarlo previamente para poder eliminarlos bien. Una vez apagado, echa lavavajillas sobre las manchas, deja actuar durante unas horas y cuando se ablanden, pasa una servilleta de papel para retirar los restos. Por último, limpia las paredes del interior y la puerta, y sécalo todo para que quede más brillante.

        Frigorífico

          Una buena solución para limpiar el interior del frigorífico y eliminar los malos olores, es con bicarbonato sódico disuelto en agua templada. Primero, debes sacar todos los alimentos, extender la mezcla con una esponja húmeda y secar con un papel de cocina o con un paño que no suelte pelusa.

          Los compartimentos de las verduras y los estantes extraíbles se limpian con agua y jabón, y cuando todo esté bien seco, puedes volver a llenar el frigorífico. Un tip muy efectivo es dejar un poco de bicarbonato en un cuenco para que absorba los malos olores.

          Imágenes: Chefuri, HogarUtil, AquaDry, HogarUtil.

          Etiquetas : , , , ,

          ¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

          Artículos relacionados