Consejos para instalar un dormitorio en una buhardilla

Las buhardillas representan la opción de tener una habitación extra en casa, un lugar destinado al estudio, al entretenimiento de la familia, como dormitorio de invitados o como dormitorio principal.

De aspecto bucólico, acogedor y romántico, por su forma pueden significar un inconveniente cuando se trata de elegir el mobiliario y el estilo de decoración, pero no dejes que la falta de metros o la dificultad de la planta te impiden disfrutar de un ambiente acogedor y con estilo propio.

Incluso las buhardillas con techos bajos y paredes irregulares pueden convertirse en espléndidos dormitorios. Para ello, lo primero que debes hacer es estudiar el espacio, la luz y decidir qué distribución y qué muebles le sacaran un mayor partido.

  • Por ejemplo, para rentabilizar el desnivel del techo, puedes situar el (o los) cabecero de la cama en la zona de menor altura. Si se trata de un espacio demasiado pequeño, puedes empapelar la pared y el techo con un diseño de rayas verticales, que visualmente darán la sensación de techos más altos.

  • También puedes crear diferentes áreas separando con tabiques. Si tu buhardilla es de forma irregular, aprovecha las columnas o retranqueos para ubicar en ellas separaciones y mini-ambientes. Como puedes ver en esta imagen, detrás de la cama se ha levantado un tabique, que además cumple la función de cabecero, y se ha creado una pequeña zona de estudio, aprovechado la luz natural de la ventana y colocando una pequeña estantería en la esquina inferior de la buhardilla hecha en DM o Pladur y pintada en el mismo color de la pared para integrarla en la arquitectura y que apenas ocupe espacio visual. Y es que por muy difíciles e incómodas que sean las zonas más bajas de la buhardilla, siempre se podrán aprovechar como espacio de almacenaje.

  • En todo dormitorio es imprescindible contar con un armario. En una buhardilla, la mejor manera de hacer uso del espacio disponible sin recargar y utilizando la menor cantidad de metros, es encargarlo a medida y colocarlo en una de las paredes más altas, pero siempre siguiendo el ángulo que se forma en las esquinas.

  • En buhardillas poco luminosas, haz uso del color para ganar luz y amplitud. Además de decorar, el emplear tonos claros y con vida, tiene la capacidad de modificar la sensación de estar en un espacio tal vez demasiado cerrado. para ello utiliza tejidos casi transparentes, que dejan pasar la luz y muebles ligeros, con poco peso visual.

Imágenes: CasaDiez, MrsHoward, CasaDiez, DecoDeliziosa, CasaDiez.

Etiquetas : , ,

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados