Muebles de dormitorio para un look vintage muy femenino

Resulta muy reconfortante cuando al final del día llegamos a nuestro dormitorio, encontrarnos con un ambiente acogedor que sea reflejo de nuestra personalidad y de nuestras preferencias. El hecho de compartirlo con nuestra pareja, no debe ser impedimento para que pongamos nuestro toque femenino con piezas de diseño especial.

Y como la decoración y la elección de los muebles es fundamental, lo ideal es que estos tengas estilo y a la vez sean útiles; por ejemplo, una cómoda o un tocador con cajones, o una butaca para descalzarnos. Si lo que queremos es que reflejen un aire femenino, es imprescindible que los elijas en tonos claros, frescos y pasteles, de preferencia en la gama de los rosas y los malvas, y si además queremos que sean actuales, no dudes en combinar acabados de espejo o de madera natural o encerada.

El estilo clásico y el retro es lo que triunfa en la actualidad. Pero si tu pareja aún se resiste a los colores femeninos, haz como yo y elige piezas en tonos neutros, como el beige o el blanco roto, pero con acabado decapado y un aire country o vintage. Si quieres que tu dormitorio destile un encanto especial, inspírate en las piezas que he seleccionado para ayudarte a conseguir un coqueto dormitorio:

Para imprimir carácter a la habitación

En rosa intenso y de estilo Luis XV, es el sueño de toda amante del estilo romántico y vintage. Con una pieza como esta no necesitas más en tu dormitorio, a excepción de una sencilla cama (con un cabecero de tela, por ejemplo) y un armario.

De igual manera, un par (o una) de mesillas de noche del mismo estilo, también en rosa fuerte, pero con el detalle de madera en la parte superior, son el complemento coqueto ideal para un sencillo cabecero en beige.

Solucionando problemas de almacenaje

Si tu dormitorio es individual, de pocos metros y solo cuentas con un pequeño rincón para colocar un armario, introduce una pieza en rosa claro, como este armario, para dar la nota de color y coquetería, sin restar luminosidad ni abarrotar el espacio. Eso sí, el resto del mobiliario y las paredes deben ser en blanco.

Rincón de trabajo

Si estás pensando en crear un espacio para estudiar o trabajar dentro de tu dormitorio, un secreter es el mueble ideal, en blanco y con un estilo de lo más femenino y vintage. Puedes reforzar ese aire vintage y coqueto en tu habitación añadiendo una butaca o silla del mismo estilo o simplemente con un cojín en rosa o fucsia.

Útil y decorativo: ¡un espejo!

Este es el ejemplo de la pieza que podemos incluir en el dormitorio de una pareja. Sutilmente romántico, pero sin recargar. En madera decapada (como el de la imagen) o de metal, te ayudará a iluminar (porque refleja la luz) y te permitirá verificar tu look antes de salir de casa.

Con acabados suaves y en colores pastel, tu dormitorio se verá a la última, ¡al mismo tiempo que consigues la atmósfera femenina y coqueta que siempre has deseado!

Imágenes: MaisonsduMonde, CarMoebel, Facilisimo, EstiloyDecoracion.

Etiquetas : , ,

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados