Cómo iluminar adecuadamente tu jardín

El jardín es uno de los lugares más cómodos en los que podemos descansar de la dura jornada laboral, sobre todo en este verano y más aún por las noches. Por eso, para que esta área nos brinde una mejor sensación de comodidad en horario nocturno, debe tener un adecuado sistema de iluminación, y en este post te daremos algunos consejos para conseguirlo.

Existen muchos tipos de iluminación artificial para áreas en exteriores, incluso algunas especializadas para áreas verdes. No importa cuáles sean las circunstancias, la más adecuada para un jardín son las graduables y no las absolutas, pues con ellas puedes determinar la disposición que los puntos de luz tengan sobre el espacio.

Por ejemplo, puedes optar por una iluminación suave con algunos faroles para solo pasar un momento de relax en el jardín. En cambio, puedes elegir una iluminación intensa con muchos puntos de luz y en distintos colores para eventos nocturnos al aire libre, como una cena, una fiesta, o sencillamente por motivos de seguridad.

Lo más usado en un jardín son los reflectores dirigidos para exteriores, que siempre deben apuntar a lo que desees destacar en tu jardín, como por ejemplo una gran planta, alguna escultura, o una fuente. No olviden que estas luces no deben ser muy intensas, y deben emitir poco calor, pues de lo contrario esta luz podría dañar seriamente a las plantas.

Lo más usado en estos espacios es la técnica del uplighting o luz ascendente, en la que la luz viene desde el piso. Este tipo de luz resalta las formas de lo que ilumine y lo hace más imponente ante los ojos. Pero si buscamos algo que le de carácter y realismo al objeto a resaltar usa la técnica de contraluz, aquella en la que se ubica un punto luminoso detrás del objeto a iluminar.

Si tu jardín es grande, sea este en interiores o exteriores, y deseas que el camino que nos lleva a él o nos conduce por él esté bien iluminado, puedes usar bastones de luz para el piso, los mismos que te ayudarán a delimitar el sendero del área verde. Si deseas algo menos llamativo, existen unos empotrables al piso que cumplen con la misma función pero sin estar tan a la vista.

Sabemos que iluminar un área que algunos usamos poco pero de la que no queremos prescindir puede ser costoso, por eso te damos algunos consejos para evitar que tu recibo de luz te salga caro:

  • Usa luces de encendido automático, casi todos funcionan con sensores de oscuridad o con sensores de movimiento. Al instalarlos solo se prenderán solo cuando se lo requiera.

  • Instala luces que funcionan con carga solar, especialmente para las luces de seguridad que deben estar encendidas desde la caída del sol. Eso reducirá tu consumo de fluido eléctrico.
  • No instales un solo interruptor de luz, procura que sean varios para que puedas controlar el encendido luminoso en la zona que desees y no en todo el jardín.
  • Usa focos ahorradores, que son más caros que los incandescentes, pero que al final te permiten ahorrar energía y dinero en comprar repuestos, pues estas duran más.

Con estos consejos tendrás la iluminación adecuada para tu jardín, la misma que te ayudará a disfrutar mejor de este espacio sin afectar a tu bolsillo, y con el que lograrás un look muy depurado para tu área verde. Hasta la próxima, con más consejos para decorar tu jardín.

Fuente: Cómo hacer Para, Arqhys

Imágenes: Casa Jardín, La Paisajista, Outdoor Lighting Designs, Boda Click, Cinco Links

Etiquetas : ,

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados

Acerca del autor

Escrito por Giancarlo Gamero

Periodista "todo terreno", más que aficionado al automovilismo, ferviente melómano adicto al metal ( \m/ ), y comensal amante del buen comer y el buen beber.