Guía de distribución de una cocina

Cuando nos mudamos a una nueva  casa o cuando decidimos renovar los espacios del lugar en el que ya vivimos necesitamos ideas frescas y prácticas. En este post, la arquitecta Bretxa Seminario, de la empresa de arquitectura Metro Cuadrado, nos enseña a organizar nuestra cocina con sencillos pasos y consejos.

Lo primero que debemos hacer es diseñar un plano (‘layout’). Toma las medidas del espacio en que trabajarás y considera los objetos que incluirás en tu cocina. No olvides las tomas de agua, de gas, los enchufes, las puertas y las ventanas. Ahora plasma todo ello sobre una hoja de papel: comienza situando los componentes básicos del triángulo de trabajo (fregadero, cocina, frigorífico). Luego comienza a distribuir los muebles bajos, preferiblemente por un rincón, y para terminar coloca los muebles altos.

Pero, ¿qué es el triángulo de trabajo? Está formado por la “unión” del refrigerador, la cocina y el fregadero.

  • El “triángulo de trabajo” es la distancia más corta entre el refrigerador, la superficie principal de cocción y el fregadero. Su correcto diseño asegura que las actividades de cocción se centren en una sola área, dejando todo lo necesario al alcance de la mano.

  • Para que el triángulo funcione en forma óptima, la suma de sus 3 lados no debe ser mayor a 8 metros; y, por separado, ninguno debe ser menor a 1.20 metros ni mayor a 2.70 metros.

 

Ahora que ya tenemos estas nociones básicas, es hora de tener en cuenta la forma de nuestra cocina. Atenta a los tips de los gráficos:

  • Cocina en U

  • Cocina en L

  • Cocina en isla

  • Cocina en península o en G

  • Cocina lineal

  • Cocina en paralelo

Para concluir, Bretxa comparte con nosotros varios consejos prácticos para que le saques provecho a cada rincón de tu espacio.

 

  1. Ilumina tu cocina con luz blanca. Emplea puertas y ventanas de cristal para garantizar el paso de la luz natural.

  2. Cuidado con los colores: podrían cambiar totalmente el aspecto de tu cocina.

  3. Los muebles de líneas rectas, con puertas correderas, hechos de cristal o de acero inoxidable dan una sensación de amplitud.

  4. No coloques muebles por donde la gente transita. Usa mesas y sillas plegables para economizar espacio.

  5. En la parte frontal de la cocina emplea azulejos u otro material fácil de ser limpiado.

  6. Prefiere las encimeras sintéticas, las de granito, las de madera o las de mármol.

  7. Para guardar los utensilios de cocina, utiliza separadores dentro de los muebles.

  8. No coloques cajones en las esquinas: podrían dificultar la apertura de puertas o dañar los tiradores.

  9. Una isla o mesa de comedor favorece el ambiente familiar.

  10. Si pones electrodomésticos o muebles con las puertas y cajones pegados a la pared, es necesario que preveas una separación de al menos 10 cm para poder abrir las puertas.

 

Si deseas aprender más, visita la página de Facebook de Metro Cuadrado

Etiquetas : , , , , ,

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados

Últimos comentarios

Visítanos en