Cómo elegir colores y pinturas para una habitación

¿Pensando en cambiar el color a tus paredes? En algunas casas se suele cambiar el look a las muros por que se va a celebrar un aniversario matrimonial, los 15 años de la hija, la Navidad, la llegada de una visita muy especial o simplemente por un deseo de renovar los aires.

Cualquiera sea tu razón para pensar en cambiar el color de tus paredes, la gran pregunta que nos viene a la mente es, ¿cómo escoger el color de la pintura? Pues de un tiempo a esta parte, la importancia de la armonía, los colores y el diseño de un ambiente han cobrado vida, al punto de tomarse muy en cuenta para planificar el espacio de trabajo en las oficinas y de descanso en los hogares.

Recuerdo que cuando niña, mi padre decidía el color de nuestra habitación. Ya para nuestra adolescencia, papá vio conveniente cambiarnos a un cuarto más grande y cómodo, pero para sorprendernos  lo pintó de rosado colonial, una tonalidad que, sinceramente ya nos tenía cansadas. Si mi padre hubiese consultado a un especialista quizá hubiésemos disfrutado de una nueva e inspiradora habitación con colores más vivaces y acordes a nuestra edad. ¿Ustedes qué opinan?

Algo de historia

Algunos podrían decir que pintar de uno u otro color no tiene importancia, o es algo superficial, pero por encima de esto, las pinturas y sus respectivos colores tienen mucha importancia desde siempre pues sirven como medio de protección contra la humedad y el paso del tiempo, a la vez que ayudan a ambientar y dar mayor luz al espacio.

Desde que el hombre llegó a la tierra hace más de 20,000 años ha tenido la necesidad de personalizar su ambiente. Ya los primeros homínidos decoraban sus paredes con las pinturas rupestres con escenas de caza. Con el paso de los años, los materiales usados para pintar sus cavernas fueron hechos con cal, carbón vegetal, ocres amarillo, rojos y verdes.

Llegados a los 4,000 años a.C., los egipcios ya utilizaban recubrimientos de temple a base de caseína, huevos, agua, goma arábiga y pigmentos minerales, óxidos de hierro, malaquita verde, amarillos a base de trisulfuro de arsénico, etc. para ambientar sus paredes y prepararlas para la escritura.

Ochocientos años antes de Cristo, aparecían en el mercado la primera guía de pinturas. Con el crecimiento de la población mundial la popularidad de las pinturas de pared creció y con ellas la importancia del color, de la protección de los muros y de la decoración hasta llegar a nuestros días.

En la actualidad, las pinturas se elaboran a base de elementos inorgánicos sacados del petróleo que se combinan con aglutinantes y agua para fijar la mezcla en los muros. Además existe una amplia variedad de ellas como barnices, lacas, pinturas al agua, esmaltes, etc. pensadas para la necesidad de cada superficie. Su aplicación, secado, consistencia y poder de cubrimiento, varían de acuerdo a la calidad y a la marca.

Tendencia en colores

Como de colores yo no sé nada, decidí consultar a nuestra amiga, la arquitecta de interiores Karina Gamarra y consultarle cuáles son las tendencias de colores para este año y así darle a mi casa un nuevo estilo. Según nuestra especialista, las tendencias en colores son diferentes cada año.

Para explicarnos mejor, nos comenta que las firmas suelen utilizar varias paletas de colores por año. Por ejemplo, Sherwin Williams utiliza cuatro paletas de colores básicos para este año.

“La primera y la última paleta muestran un aspecto más fuerte y sobresaliente mientras que las dos del medio, muestran colores cálidos, suaves y armoniosos al igual que elegantes, pero también eso puede ser que pasen desapercibidos”, explica.

En mi caso, me llama mucho la atención los tonos intensos y al ver tantos colores me gustaría pintarlos todos. Pero cuidado, Karina me explica que la idea es combinar los tonos vivaces o intensos de las paletas 1 y 4  con las de las paletas 3 y 4 que tiene tonos más suaves.

Te doy un ejemplo, como quiero que mi sala tenga luz y estilo a la vez, voy a combinar el tono anaranjado intenso de la paleta 4 con el tono beige medio de la paleta 3; creo que eso le dará profundidad, vida y elegancia.

  • La sala

Para el 2011 las tendencias se aprecian con elementos étnicos, vintage. Los tonos son blancos, marrones y beige que se combinan perfectamente con tonos atrevidos como fucsia, turquesa y naranja. Los colores claros como el blanco, beige, gris o marrón claro, son los colores que reflejan equilibrio, comodidad y acogida, en tanto que los intensos, optimismo y energía.

“En las zonas urbanas, los colores para la sala son el rojo, el fucsia y el morado, ya que estos por ser fuertes atraen el optimismo y eso se ve reflejado en la vida diaria. Además acompañan con estilo a los materiales de la sala como la lona, el cuero, los sintéticos, los pisos laminados, y el papel tapiz”, comenta la arquitecta.

Si buscas neoclásico es un estilo puedes optar por colores relajantes como el crema, gris y azul pálido para darle elegancia y armonía a tu sala y puedes complementarla con elementos de la antigüedad griega y romana.

  • Habitaciones para jóvenes y niños

En cuanto a las habitaciones de niños, Karina nos sugiere elegir colores que sean vivos, por ejemplo, el rojo, y que abarque toda la pared con contraste de color con otros muros. Debemos completar con muebles adecuados que hagan contraste con el ambiente. Eso sí, tratemos que los colores siempre sean uno cálido y otro contraste, para que haya armonía.

  • La cocina

Según Karina, “una de las tendencias de moda en colores para cocinas este año, son los colores fuertes en paredes y muebles. La idea es que los colores vibrantes transmiten alegría y energía positiva a nuestro hogar. Además, el resultado también será una cocina moderna”, explica.

“Otra de las tendencias que también se esta usando mucho es la decoración minimalista. Es perfecto cuando buscamos una decoración elegante y sin muchos objetos que ocupen espacio”, agrega, la experta. En este caso se deben elegir tonos uniformes, colores neutrales para que haya armonía entre los colores de las sillas, mesas y los demás accesorios. “El blanco y negro es la combinación perfecta cuando hablamos de cocinas elegantes y minimalistas, comenta.

La calidad cuenta

Pero para que estos nos dejen el efecto y color deseado necesitamos saber cómo elegir la pintura de mejor calidad. Para eso, Karina nos aconseja lo siguiente:

  • Durabilidad: Tiene relación con la resistencia y la lavabilidad. En el momento de comprar el producto se debe considerar si es necesario un recubrimiento contra el agua, hongos o manchas, o si es una pintura para pisos, que deberá soportar un alto tráfico para determinar cual será más perdurable en el tiempo.
  • Brillo: Es el tipo de acabado que las pinturas proporcionan. Puede ser mate, brillante o semibrillante. Otros lo clasifican como satinados, semisatinados y opacos. La elección depende de las preferencias del cliente, del espacio a revestir y de la iluminación a que estará expuesta la superficie a pintar.

  • Rendimiento: Es el poder cubritivo, que consiste en el área a recubrir u ocultar con un cuarto, medio o un galón de pintura, de acuerdo con las recomendaciones del fabricante. El rendimiento depende del tipo de herramienta que se usará para aplicarla y la pureza del producto, por ejemplo si se le ha agregado demasiada agua, solventes, etc.
  • Resistencia: Es la capacidad de soportar ralladuras, raspados, lijados, golpes, dobleces o flexiones, sin desprenderse o maltratarse.
  • Estabilidad: Se refiere al aspecto del líquido dentro del depósito donde se encuentra. La formación de coágulos, la creación de capas, el mal olor, la separación de pigmentos o la formación de una sustancia muy espesa, pueden hacer que se la deba descartar, pero si al mezclar o agitar la pintura, esta queda uniforme, lo anterior se debió solo al reposo.
  • Lavabilidad: Una buena pintura debe resistir la acción de productos de limpieza, como detergentes neutros disueltos en agua, escobillas, esponjas o trapos utilizados para limpiar las superficies. De todos modos, para que tenga una mayor vida útil es recomendable evitar el uso de pulidores o líquidos de limpieza con polvos abrasivos, que podrían desprender o resquebrajar la película.
  • Tiempo de secado: Es el lapso necesario para que la pintura se seque sobre la superficie en la que se aplica, el que además permite determinar cuándo se puede aplicar una segunda o tercera mano. El dato variará según el material de la superficie, la pureza de la pintura, la temperatura y humedad del ambiente, etc.

Con todas estas recomendaciones, elegir los colores ideales para nuestra sala, habitación o cocina, será más sencillo. Asimismo, podremos apreciar por mucho más tiempo el cambio de look de nuestra casa si elegimos adecuadamente la calidad de las pinturas que usaremos.

Por lo pronto, ya sé qué estilo aplicaré a mi sala para recibir las fiestas y qué tipo de pintura aplicar para que se aproveche el color. Y tú, ¿ya decidiste qué colores aplicar a tus espacios?

Referencias: NervionPinturas, BricolajeCasero.

Imágenes: ImaosResende, PerfectoAmbiente, Nabuzz, Syahdiardotorg, Interiores, Interiores, Decoralis, ZonaCocinas, ZonaCocinas, Decoracion, I-Decoracion, Bricolaje, SaberyHacer, AzkenMuga.

Etiquetas : , , , , , , , ,

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados

Acerca del autor

Escrito por Lidia Caparachin

Soy comunicadora social, apasionada del cine, el teatro y la música; me encanta viajar, los helados de fruta y las series policiales.