Pintando los techos de la casa

fig8.jpg

Los techos son la parte de la casa que recibe la mínima atención. Los acabados más comunes son pintarlos de blanco o escarcharlos.

Los escharchados para el techo son, sin embargo, cosa del pasado ya que son una molestia cuando necesitan una capa de pintura nueva y es posible que desalienten a cualquier futuro comprador en caso que la casa este en venta.

Algunas personas piensan que pintar el techo de colores es una idea absurda; sin embargo, un poco de color en el techo hace que la habitación se sienta más acogedora. Por eso, es una idea fabulosa para casa con techos altos. Techos coloreados ofrecen una atmósfera acogedora y amigable para el dormitorio o la biblioteca de la casa.

Pintar los techos de una habitación ayudan además a suavizar contrastes fuertes entre los colores de las paredes y los muebles o los alfombrados o el techo mismo. Si las paredes de la habitación están pintadas de un verde profundo un techo blanco sobresale, por lo que si lo pintamos de una tonalidad canela o marfil el contraste se suaviza brindando la atmósfera correcta a la habitación.

Para el cuarto de los niños los techos pueden ser un lienzo en blanco para darle rienda suelta a tu imaginación y hacer un bosquejo de un tema que a ellos les guste.

Pintar los techos se está volviendo una opción muy popular en la actualidad así que la próxima vez que decidas redecorar no te limites sólo a pintar las paredes.

Fuente: Associatedcontent.com

Imagen: Yobotsnewhouse.com

Tags Blogalaxia: , , .

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados