Técnicas para pintar tus paredes

pared_decoracion.jpgAsí como el maquillaje realza la belleza del rostro femenino (y ahora también masculino -aunque eso es motivo de otra discusión-), nuestra casa necesita el toque de brillo y color que solo la decoración de sus paredes le puede dar.

No se trata -como creíamos antaño- de “pasarle una sencilla mano” de pintura. Hay que tomar en cuenta la personalidad de cada ambiente de la casa y plasmarla según el diseño y la técnica adecuados.

Algo que nunca falla y ayuda a evitar la proliferación de hongos es la pintura. Pero como dijimos anteriormente, no hay que aplicarla por el simple hecho de “tapar” un espacio sucio o dañado, sino que hay que saber emplear la tonalidad para capturar un determinado grado de luz y lograr una atmósfera especial.

Si nos gusta la decoración antigua y queremos retornar al pasado aunque sea simbólicamente, la pátina nos puede dar la sensación de estar en la Europa de la Era Victoriana. Esta consiste en aplicar un poco de cera en las últimas capas de pintura para crear un contraste de luces y sombras que den una apariencia desgastada a la pared.

Para los que quieren conseguir un aspecto más lúdico y espontáneo, las técnicas de esponjeado y trapeado son ideales, aparte de divertirnos mucho aplicándolas. El primero consiste en golpear con delicados toques de esponja la pared a fin de formar motitas sobre un color de fondo contrastante.

Por su parte, el trapeado también se realiza a través de ligeros golpes a la superficie de la pared, solo que en vez de esponjas hace uso de un rodillo que genera un acabado más uniforme. Y lo mejor que es que se puede combinar con el esponjeado para dar aire juventud y originalidad.

Pronto te estaremos dando más consejos y técnicas para que le des un nuevo look a tus paredes.

Fuente: Estilo Ambientación

Imagen: Wards Kids

Tags Blogalaxia: Decoración, Hogar, Paredes.

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados