Iluminación con lámparas dicroicas

iluminacion-dicroica.JPG

La iluminación denominada “de acentuación” – es decir, aquella que busca destacar determinados puntos del espacio con una luz específica, de colores cálidos y tenues – fue durante mucho tiempo, un estilo de iluminación característico de locales comerciales, centros de entretenimiento, bares o recepciones de oficinas y hoteles. Pero las nuevas tendencias de decoración, combinadas con la necesidad de optimizar costos y reducir consumos de energía, han motivado que su uso se extienda a niveles domésticos.

Actualmente, es muy común ver casas, tiendas y oficinas de negocios pequeños iluminadas con las llamadas lámparas dicroicas, que pueden ser ubicadas prácticamente en cualquier lugar por su capacidad de iluminación, así como por su tamaño, que se adecúa con facilidad a las dimensiones de cualquier espacio, ya sea que se utilicen como fuente directa de luz, como un elemento decorativo en sí mismo o dentro de rieles especiales que contienen las lámparas para destacar únicamente su brillo. Gracias a estas características, la iluminación dicroica es ideal para ambientes familiares, pausados, de lectura o descanso.

foco-dicroico.jpg

La calidez que se consigue en los ambientes iluminados con estos dispositivos de luz halógena puede ser complementaria al sistema general de luces o ser la única fuente de luz. Esto último es cada vez más usado en distintas decoraciones, no solo por las características de la luz, sino también porque constituyen ahorro de energía, tal y como sucedió en su momento con el uso masivo de los fluorescentes.

Las lámparas dicroicas contienen cantidades diversas de dispositivos llamados LED (Light Emitting Diode) y su brillo depende de la apertura de haz de luz que posean. La luz que producen es amarilla, cálida y muy fuerte y sus dimensiones son ideales para adaptarse a cualquier necesidad decorativa. El principio básico de la lámpara dicroica tiene que ver con el fenómeno óptico denominado dicroísmo, según el cual un haz de luz puede ser dividido en varios haces de luz con longitudes de onda determinadas. La palabra “dicroico” proviene del griego “dikhroos”, que significa “dos colores”.

lampara-dicroica.jpg

 Fuente: Construir y Decorar

Imagen: Letras Corporeas, Electricidadfavre.com.ar, Trsiluminacion.com

Tags Blogalaxia: Iluminación, Decoracion, Tendencias.

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados

Un comentario Dejar un comentario ›

  • ALVARO
    8 enero 2010

    Buenos dias

    Por favor quisiera saber si tienen conocimiento en cual tienda de Lima,venden ese dicroico color bronce o quizás dorado, que aparece en esta nota

    Por favor escribirme a mi correo, gracias