Más luz en casa: dos soluciones que no fallan

Una vivienda en la que existe entrada de luz natural es una casa alegre y llena de vitalidad. Y es que hay nada más molesto que encender lámparas desde la mañana y vivir siempre con la sensación de estar a última hora de la tarde. A ello debemos agregar lo beneficioso que resulta un ambiente luminoso cuando se trata de hacer más grandes visualmente, viviendas pequeñas.

Las soluciones que te propongo en este artículo para conseguir una mayor entrada de luz natural son muy efectivas, aunque tienen el inconveniente de necesitar realizar una obra en casa. Ya sabemos lo que ello supone: presupuesto extra, habitaciones llenas de polvo, etc., pero todo tiene una gran recompensa, el contar con una casa más amplia y llena de luz, lo que no solo influye en la comodidad de la familia, también ayuda a mantener un mejor ánimo y multiplica las posibilidades decorativas.

1. Incorporar la terraza y acristalar para tener más luz

Si tienes la suerte de contar con una terraza a la que no das mayor uso que el tener unas macetas decorativas, entonces considera integrarla al salón-comedor. Además del acristalamiento total debes acondicionar el nuevo espacio, reforzando el aislamiento de las paredes, igualar el suelo con el del resto de la casa, pintar y colocar iluminación adicional (lámparas).

Para una máxima efectividad en lo que a entrada de luz natural se refiere, elige el nuevo cerramiento con el máximo de metros acristalados (de suelo a techo y de pared a pared, si es posible), notarás la diferencia. La eliminación del tabique que separa la terraza, junto a las nuevas ventanas multiplica la claridad y añade una sensación de continuidad y espacio realmente impresionante.

2. Separar con paneles y puertas transparentes

La idea es delimitar sin cerrar, hacer que los espacios se separen y comuniquen al mismo tiempo. Para ello las puertas transparentes son una solución ideal para no perder luminosidad, ya que permite que la luz pase de una habitación a otra. Ahora, lo cierto es que son poco privadas, por ello también puedes optar por puertas translúcidas o mixtas, que combinen zonas transparentes y de cristal al ácido.

Este tipo de cerramientos tiene algunos requisitos, por ejemplo si las puertas son completamente transparentes es conveniente que los espacios comunicados tengan el mismo movimiento para conseguir sensación de continuidad. Y si hablamos de materiales, puedes optar por vidrio o plástico. Es decir estas serán de cristal de seguridad (aquel que cuando se rompe, los fragmentos no se desprenden) o de policarbonato (que imita el cristal).

Me encanta encontrar este estilo de puertas en especial en apartamentos pequeños decorados con un estilo moderno (vanguardista, minimalista, etc). En ellos lo mejor es agrandar el vano de la puerta al máximo (de pared a pared y de suelo a techo), sustituyendo los tabiques laterales por paneles fijos, también de vidrio o por bloques de pavés. Todo ello aumentará aún más la claridad. Y ya, el “plus” que faltaba para ganar espacio es elegirlas correderas, y sin perfiles.

Estas son solo algunas de las soluciones para hacer que entre mayor cantidad de luz natural en tu hogar, no te pierdas nuestros próximos posts en los que te daremos nuevas ideas acerca de este tema.

Imágenes: CasaDiez, CasaCristal, CasaDiez, PuertaCristal, CasaDiez, ChicDeco.

Etiquetas : , , ,

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados

2 Comentarios Dejar un comentario ›

  • Labrens
    19 febrero 2012

    Hola, me parece un tanto arriesgado el primer consejo. Primero porque se está atentando contra la obra intelectual de otra persona (arquitecto). Segundo, si bien en algunos casos es posible la eliminación de tabiques; actualmente se construye también con muros portantes (donde no se pueden eliminar muros), y un apéndice en su consejo sobre la consulta a un especialista sería obligatorio.
    Y por último, creo que es necesario analizar la sobreexposición a los rayos solares, que es cuando la casa no está bien orientada (más del 70% de las viviendas) y el sol le cae directamente en los ojos a los habitantes. Este fenómeno (que es más que fenómeno una ley de la naturaleza) se apacigua con esta suerte de “parasol” que es el techo (o posible techo) de la terraza.

    El segundo consejo si es bastante bueno, y diría que es una buena iniciativa para quitarle el “miedo” que usualmente tiene el cliente a hacer un vano de piso a techo (cristales de seguridad, vidrio triple, vidrios de 8, 10 o 12mm)

    Saludos

    • carlav75pe
      23 febrero 2012

      Gracias por el consejo, Labrens, es muy interesante y de hecho las lectoras lo van a tomar en cuenta. Saludos.

Últimos comentarios

Visítanos en