Puertas y ventanas blindadas: más seguridad para tu casa

La seguridad y tranquilidad de nuestra familia es el factor más importante cuando se trata de pensar en los materiales que incluiremos en la carpintería de la casa (puertas, escaleras, zócalos, etc.). Estos deben cumplir algunos requisitos que los conviertan en piezas claves para sentirnos protegidos, en especial si hablamos de la puerta (o puertas) de ingreso a la vivienda y de las ventanas.

Así que si estás pensando en renovarlas o te encuentras proyectando tu nueva casa, toma nota de las últimas novedades en características y atributos de las puertas blindadas y ventanas de seguridad:

Puertas Acorazadas

    Lo más seguro son las puertas acorazadas, aquellas en las que tanto su estructura como el marco fijado a la pared son de acero. Para mejorar su aspecto se puede revestir interior y exteriormente con paneles decorativos de acuerdo al resto de la carpintería.

    Este tipo de puertas representa un conjunto de seguridad más completo. Cuentan con los siguientes elementos:

    • cerradura de seguridad integrada,
    • blindaje central,
    • cerco de acero y
    • sistema de giro reforzado y protegido.

    Además de su resistencia a romperse, las puertas acorazadas resultan perfectas para aislar el ruido, el frío y el fuego.

      Mejora la seguridad de una puerta ya existente con un sistema de blindaje, al que le puedes añadir una cerradura y un bombillo (o pomo) de alta seguridad, además de una llave “incopiable” (son más caras, pero vale la pena la inversión) y varios puntos de cierre independientes entre sí, y por supuesto reforzar las bisagras.

      Ventanas

        Para reforzar la seguridad de una ventana, puedes colocar rejas o persianas. Las primeras son ideales como opción para plantas bajas, puedes optar por la forja o el aluminio. En lo que se refiere a las persianas, estas se recomiendan para casas independientes o viviendas adosadas, aunque también se pueden emplear en primeras plantas o áticos. Las persianas de aluminio con sistema de autobloqueo, impiden ser forzadas o levantadas.

        A pesar de que no podemos evitar que un ladrón rompa un vidrio, sí podemos impedir que lo atraviese. Y esto se consigue instalando ventanas con vidrios multilaminares. Se trata de un tipo de cristales unidos con láminas de seguridad, así que aunque el asaltante pudiera romperlos, los vidrios rotos se quedarán pegados a las láminas, con lo que la ventana se convierte en una malla elástica que no puede atravesar.

        Otra alternativa son los vidrios combinados de seguridad, que tienen también la capacidad de prevenir lesiones, a la vez que ofrecen un mayor aislamiento acústico y térmico en casa.

        Imágenes: Seguritec, OLX, BricolajeDecoracion.

        Etiquetas : , ,

        ¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

        Artículos relacionados