Cómo dar nuevas utilidades a tus antigüedades

Contar con piezas antiguas en nuestra vivienda es todo un lujo. El toque vintage y romántico que aportan embellece y otorga personalidad. En ocasiones solo es necesario un mueble (incluso un pequeño auxiliar) para que toda la estancia adquiera un aire de distinción,

Si has tenido la suerte de heredarlo o te costaron una suma importante de dinero, debes sacarles partido y ubicarlos donde luzcan más. Para ayudarte a conseguirlo, a continuación te detallamos dónde ubicar y cómo combinar cada una de estas antigüedades:

  • Mesas de madera. Es una pieza que te acompañará toda la vida, nunca te deshagas de ella, por muy clásica y antigua que sea. Acompañada de unas sillas en contraste te servirá para crear un comedor de acuerdo a las últimas tendencias en decoración. Y si quieres cambiar su aspecto, siempre podrás lijarla, decaparla, teñirla, pintarla o dejarla al natural, ya que al ser de buena madera resistirá a todos estos cambios.

  • Escritorios y burós. Ideales para colocar en un rincón del salón. No importa que se utilice esporádicamente, ya que esta es la clásica antigüedad que cambiará la imagen de tu sala de estar.

  • Chifonieres y cómodas. Además del dormitorio, encontrarás diversos lugares donde ubicarlos: en un pasillo, en el recibidor, como aparador (o como complemento de este), junto al sofá, para separar sala y comedor, etc.

  • Baúles, arcones y cofres. Las piezas antiguas más decorativas. Puede cumplir la función de mesa de centro, siempre y cuando guarde un tamaño proporcional al sofá, además es un lugar extra para almacenaje; en el dormitorio puede ser un pie de cama o una mesilla de noche; por su tamaño, los baúles son perfectos para el recibidor, adosados a la pared y debajo de un espejo, sustituyendo al típico banco; y por supuesto como mesa auxiliar junto al sofá, donde además servirá de asiento extra cuando sea necesario.

  • Espejos antiguos. Cada vez más demandados. Si tienes una pieza con un marco que resulta demasiado clásico, pinta el marco en un color actual como azul o rojo, o aplícale una pátina en blanco y decóralo con toques en oro o plata, o píntalo solo en estos colores. Esta clase de espejos son ideales para colocar encima del sofá, del aparador, o sobre una consola, y no siempre colgados, también puedes apoyarlos sobre el mueble o en el suelo. Varios marcos pequeños pueden servir para formar una composición de espejos, colocados de tal forma que parezcan uno solo, colócalos en el pasillo o el cabecero de tu cama.

Imágenes: MueblesModernos, MiCasa, Vilmupa, MiCasa, HouseLovely.

Etiquetas : , , , ,

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados

Un comentario Dejar un comentario ›

  • Renueva tus muebles antiguos
    14 septiembre 2013

    […] Vía: decorailumina.com […]