Un dormitorio-salón en una buhardilla

Románticas, acogedoras y con infinidad de posibilidades decorativas, así son las buhardillas, un espacio que nos hace retroceder en el tiempo. Quienes tienen la suerte de contar con este ambiente en su vivienda pueden en ella crear un espacio de reunión, un salón familiar, un dormitorio de invitados o una zona de estudio y trabajo, o un espacio multifunción que combine todo ello.

Uno de los inconvenientes de este tipo de espacios es la poca luz natural que reciben, ya que por lo general las ventanas son pequeñas. Por ello debemos incorporar colores claros para multiplicar y aprovechar esa limitada luminosidad.

Las imágenes que a continuación compartimos contigo, representan una de las formas más apropiadas de decorar una buhardilla de pocos metros, la cual ha sido destinada a un dormitorio (propio o de invitados) con zona de trabajo.

El blanco en su estado más puro es el auténtico protagonista de este ambiente. Para evitar la sensación de frialdad que transmite este color, se eligió un estilo colonial-vintage para decorarlo. Las paredes lisas son el marco perfecto para empezar a ambientar un espacio luminoso, amplio (visualmente) y acogedor; para el suelo, la madera blanca es el recurso ideal para no oscurecer el ambiente al mismo tiempo que no se pierde calidez .

  • La cama es un diván (el modelo similar de la imagen es de Ikea) que también puede ser aprovechado como sofá, para ello en el centro se colocó una pequeña mesita auxiliar de salón (todo en blanco). Detalles naturales como la estantería realizada con un tronco de madera o el jarrón de fibra, aportan originalidad y calidez a este “sector” de la buhardilla. El contraste se consigue gracias a la elección de una “araña” de cristal (muy vintage), como iluminación central; además, debido a la altura del techo, acerca la luz artificial a este pequeño dormitorio-salón, el cual se acondicionó en la zona de de paredes más altas para ganar comodidad.

  • En esta buhardilla se prescindió de los muebles a medida, y en su lugar para la zona más baja se eligió un largo aparador en blanco decapado y de estilo colonial. También ese rincón ha sido destinado para la ubicación de la zona de trabajo, con una mesa escritorio muy vintage, al igual que los detalles que la decoran.

  • Como era de esperar, el baño también comparte el mismo estilo colonial-vintage de la buhardilla. Una bañera de estilo antiguo, y un mueble bajo-lavabo en blanco decapado (al igual que el espejo) se encargan de darle mucho estilo a este espacio. Como mueble de baño, ya sabes que puedes elegir un pequeño aparador y transformarlo, siempre y cuando la madera sea resistente a la humedad.

Imágenes: Ikea, DesignSponge.

Etiquetas : , , ,

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados